Consejos para superar el mobbing

Vamos a exponer a continuación cinco consejos básicos que pueden ayudar a las víctimas de acoso laboral a afrontar y superar su problema y las consecuencias que genera.

Son los siguientes:

  • Reconocimiento del problema: Muchas víctimas de mobbing no saben que lo están sufriendo. Algunos piensan que es normal ser maltratado en el puesto de trabajo, otros creen que se trata de un conflicto personal con el acosador y que se solucionará con el tiempo, otros simplemente no pueden creerse que algo así les esté sucediendo a ellos. Es importante analizar cómo te sientes, por qué te encuentras deprimido o te invade la angustia según cruzas la puerta del trabajo. Si no estás seguro de que lo que estás sufriendo sea acoso laboral, consulta con tu médico o con un psicólogo.
  • Búsqueda de aliados: Tanto si ya te estás planteando denunciar como si simplemente quieres “sobrevivir” en tu ambiente laboral, necesitarás a alguien que te apoye. Busca a tu alrededor gente que ha presenciado las agresiones sin intervenir, o compañeros que ya han sufrido o están sufriendo tu misma situación. Acércate a esas personas e intenta sacar el tema para que se solidaricen con tu causa. A veces, basta con conseguir suficientes apoyos para que el acosador se acobarde y cese en sus ataques.
  • Denuncia las agresiones: Hay muchas personas que pueden ayudarte con tu problema: abogados, sindicatos, asociaciones especializadas en la lucha contra el acoso laboral… Estas personas te informarán sobre el problema, podrán confirmarte si estás sufriendo mobbing y qué grado de gravedad tiene y te aconsejarán sobre tus derechos y la manera de defenderlos.
  • Afronta la situación: Reacciona a las agresiones de forma asertiva. No dejes pasar una mentira o acusación sin pedir explicaciones por ella. Hazlo siempre controlando tus sentimientos y en presencia de testigos. El simple hecho de enfrentarte al acosador puede reducir la frecuencia e intensidad de los ataques.
  • Despersonaliza la situación: Los sentimientos de vergüenza, culpabilidad, ira u odio no te serán de utilidad. Intenta ver la situación de una manera fría y racional. Debes darte cuenta de que, si estás sufriendo mobbing es porque el acosador envidia tus cualidades personales y profesionales o se siente intimidado por ti. Esto quiere decir que, a pesar de que ahora mismo estás pasando por una situación difícil, cuentas con cualidades positivas suficientes para salir de ella y triunfar en la vida.

Comments are closed.