Casos especiales de mobbing

En esta apartado nos centramos en casos de acoso laboral que se apartan de las características de los casos clásicos. Estos casos suelen darse contra colectivos más débiles, con menos posibilidades de escapar al acosador o que, por sus características personales o sociales, pueden sufrir consecuencias más graves.

Los casos que estudiamos son los siguientes:

  • Acoso laboral y discriminación: En estos casos las conductas de mobbing se centran en personas con alguna diferencia respecto al resto de trabajadores, como los discapacitados físicos o psíquicos, o que pertenecen a una minoría (personas de otra raza o religión). Normalmente, estas personas carecen de las capacidades o del apoyo social suficiente para poder oponerse al acosador o salir de esa situación.
  • Acoso laboral y acoso sexual: Aunque pueden confundirse, estos dos tipos de acoso tienen grandes diferencias. En el mobbing el acoso sexual puede usarse como instrumento para humillar y denigrar a la víctima en una faceta tan personal, sin que el acosador tenga realmente ningún interés sexual en ella.
  • Mobbing maternal: Este tipo de acoso, realizado contra mujeres embarazadas, tiene como finalidad dar ejemplo para atemorizar al resto de mujeres de la empresa, de manera que no se atrevan a quedarse embarazadas para no sufrir el mismo castigo.
  • Violencia de género: Este fenómeno no es acoso laboral en sí pero puede utilizarse como instrumento para el mobbing y prepara el terreno para futuras situaciones de acoso, al convertir los comentarios o conductas sexistas en algo normal y aceptado socialmente dentro de la empresa.

Comments are closed.